Khabib Nurmagomedov humilló a Conor McGregor sin problemas Khabib Nurmagomedov humilló a Conor McGregor sin problemas
TweetShare272Pin272 Shares Khabib Nurmagomedov humilló a Conor McGregor sin problemas

La “pelea más esperada en la historia de UFC” fue básicamente una pelea de un solo lado. El campeón Khabib Nurmagomedov le pasó por encima con facilidad a Conor McGregor durante más de 15 minutos. Nurmagomedov humilló a Conor en la pelea de piso e incluso lo mandó a la lona en la pelea de pie. En el cuarto asalto el irlandés se dio por vencido y regaló la sumisión para acabar la pelea.

La pelea fue tal y como se esperaba, quizás un poco más dispareja de lo que pudo ser. Khabib humilló a un irlandés que nunca tuvo respuesta para la presión de su oponente. Ni siquiera un par de rodillazos ilegales pudieron salvar a McGregor.

En el cuarto episodio un visiblemente cansado McGregor le dio la razón a Khabib. Al no tener más respuestas, prácticamente le regaló la espalda al ruso y entregó el cuello para ser sometido con facilidad. Nurmagomedov no parecía conforme con el resultado y sujetó unos instantes de más a Conor. Después, al levantarse se acercó a decirle algunas cosas mientras Herb Dean lo alejaba.

Desafortunadamente la victoria del ruso se vio empañada por lo que sucedió después. En un arranque emocional, Khabib corrió hacia la esquina de McGregor y se lanzó sobre la malla. Sin pensarlo, atacó a Dillon Danis, entrenador de lucha del irlandés, quien lo habría insultado.

Lo siguiente fueron momentos de auténtica locura y caos. Mientras esto ocurría afuera, alguien del equipo de Khabib aprovechó para entrar al octágono y golpear a un distraído McGregor.

Momentos de confusión, jalones, empujones, insultos y demás. Eventualmente Khabib regresó al octágono para exigir que le pusieran el cinturón. Mientras tanto, un preocupado Dana White revisaba y confortaba a Conor McGregor. Se tomaba la decisión de mandar al irlandés al vestidor, mientras Dana le informaba a Khabib que no le pondría el cinturón en el octágono “porque si te lo pongo, la gente va a empezar a lanzar cosas.”

Ante la negativa, un indignado Khabib accedía a bajar del octágono. Si bien Khabib consiguió su objetivo y humilló sin problemas a McGregor, empañó su actuación con su comportamiento.

 

Síguenos en: