Tras 25 años, ¿quién es el mejor peleador de la historia de UFC? Tras 25 años, ¿quién es el mejor peleador de la historia de UFC?
TweetShare40Pin40 Shares Síguenos en: TweetShare40Pin40 Shares Tras 25 años, ¿quién es el mejor peleador de la historia de UFC?

15. Dan Henderson

Henderson 25

Aunque gran parte de la carrera de Dan Henderson fue fuera de UFC, protagonizó dos momentos memorables que le garantizan un lugar en la lista.

El primero sucedió en la que en ese momento era la cartelera más esperada en la historia de UFC: UFC 100. Luego de discutir durante meses con Michael Bisping mientras filmaban The Ultimate Fighter como entrenadores, Henderson tuvo la oportunidad de callar al inglés en la jaula, y no la desaprovechó.

Dan acabó con Bisping con el sello de la casa, una “H-Bomb,” el poderoso volado de derecha de Henderson. Michael cayó inconsciente, pero Dan se lanzó de todos modos a darle un postre que pasó a la historia.

Además, en 2011 Henderson participó en la que muchos consideran la mejor pelea en la historia de UFC. Dan derrotó por decisión al brasileño Mauricio ‘Shogun’ Rua en una batalla de cinco rounds en la que ambos hombres estuvieron al borde de ser noqueados en al menos un par de ocasiones.

14. Stipe Miocic

Durante los 25 años de vida de UFC no ha habido división más volatil que la de peso completo. En ocasiones el título había cambiado de manos casi de pelea en pelea como si fuera una papa caliente. Todo eso cambió cuando Stipe Miocic logró alzarse con el título al vencer a Fabricio Werdum en Brasil.

Miocic podría ser el prototipo del peleador de peso completo. Midiendo 1.93 metros de estatura y pesando 110 kilos, Stipe es un luchador condecorado que además tiene experiencia de guantes de oro de boxeo, gran juego de pies y energía para varios días.

Miocic se convirtió en el primer peso completo en alcanzar tres defensas del cinturón. Hazaña que ningún peso completo había podido lograr. Aunque perdió el título este año ante Daniel Cormier, Stipe sigue siendo el legítimo contendiente número 1. Aunque se ve difícil que tenga revancha ante ‘DC,’ seguramente Stipe tendrá su oportunidad de recuperar el cinturón en 2019.

13. Matt Hughes

Pocos campeones en la historia de UFC han sido tan dominantes como Matt Hughes. Su estilo se basaba en su lucha de élite y fuerza para maniatar al rival. Hughes nunca fue un golpeador poderoso o técnico, pero lo compensaba con un devastador grappling.

Todo mundo sabía cuál sería el plan de ataque de Hughes, pero nadie lograba detenerlo. Un derribo a una pierna, o a dos, o desde el clinch eran el inicio del fin. Ya en el piso, sin poseer formalmente un alto grado en jiu jitsu, Matt liquidaba a sus rivales con golpeo a ras de lona o brillantes sumisiones.

Quizás su triunfo más destacado fue sobre Frank Trigg en UFC 52. Hughes recibió un rodillazo en las zonas blandas, pero el réferi Mario Yamasaki no se dio cuenta y la acción continuó. Trigg se lanzó sobre él y lo vapuleó en el suelo. Momentos después encajó un mata león pero Hughes logró escapar. Levantó a Trigg y lo azotó de manera brutal. Una vez en el suelo, devolvió la cortesía y castigó a Frank hasta que lo sometió con un estrangulamiento. Hasta hoy, esa victoria es considerada uno de los regresos más espectaculares en los 25 años de vida de UFC.

12. Chuck Liddell

Durante el inicio del nuevo milenio Chuck Liddell se convirtió en la cara de UFC. Un tipo mal encarado, con un mohawk, un tatuaje en la cabeza y poder noqueador representaba lo que el público quería ver. Liddell era un peleador de sangre fría y pocas palabras. Lo suyo era entrar a la jaula, clavar la mirada en su oponente y generalmente mandarlo a dormir.

Contrario a lo que uno pudiera pensar, ‘The Iceman’ tenía una lucha de élite desde la universidad. Liddell usaba esa experiencia para mantener la pelea de pie. A medida que se fue haciendo conocido por su poder noqueador, sus oponentes generalmente intentaban derribarlo. Sin embargo Chuck sabía evitar que lo llevaran a la lona, pues se retiró con un porcentaje de 81% de derribos defendidos.

Ese talento para mantener la pelea de pie le abría la puerta a su devastador golpe característico. Ese brutal volado de derecha victimó a figuras como Randy Couture, Vitor Belfort, Tito Ortiz y Wanderlei Silva.

Su rivalidad con Tito Ortiz sigue siendo una de las más importantes en la historia de las MMA. De hecho, la segunda vez que se enfrentaron (en 2006) fue un éxito mediático y de taquilla que además superó el millón de ventas de PPV. Tal es el morbo e interés que despierta su rivalidad, que en dos semanas los veremos salir del retiro para pelear por tercera ocasión.

11. Conor McGregor

McGregor 25

El éxito financiero de Conor McGregor no tiene precedentes. Su polarizante personalidad y habilidad para conseguir oportunidades y seguidores hablando y creando controversia superan la pegada de su mano izquierda.

El irlandés llegó a UFC en 2013 y noqueó a Marcus Brimage para enloquecer a su país. De inmediato UFC vio lo que tenía en sus manos y lo llevó a Boston (ciudad con más irlandeses en Estados Unidos) donde venció a Max Holloway por decisión. El siguiente paso fue darle la pelea estelar de un evento en Dublín, Irlanda, ante un rival a modo. A partir de ahí, los críticos señalan que UFC cuidó a McGregor para llevarlo a una oportunidad titular.

La promoción de su pelea ante Jose Aldo fue algo sin precedentes. UFC los llevó de gira por el mundo y McGregor se volvió un icono mundial cuando noqueó al brasileño en tan solo 13 segundos. A partir de ahí, Conor se ha establecido como el peleador más mediático en la historia de las MMA.

Si bien su comportamiento fuera de la jaula ha dejado mucho que desear en más de una ocasión, parece no importarle a nadie mientras siga generando dinero. El impacto de McGregor en el deporte ha cambiado muchas cosas, las “peleas millonarias” y las “súper peleas” se han vuelto una prioridad. Conor se convirtió en el primer campeón simultáneo de dos divisiones diferentes.

Ni siquiera el estar 2-3 en sus más recientes 5 peleas parece poder afectar su estatus de súper estrella. Luego de ser vapuleado fácilmente por Khabib Nurmagomedov en UFC 229, sus hordas de fanáticos claman por una revancha y es probable que la reciban.

10. Royce Gracie

Sin lugar a dudas Gracie es el gran pionero de UFC y uno de los peleadores más influyentes de las MMA. Durante los primeros años de vida de UFC, Royce fue su máximo campeón. Un tipo sin un físico intimidante que acababa con facilidad con hombres 50 kilos más pesados que él.

En UFC 1, cuando nadie en el mundo sabía que era el jiu jitsu brasileño, Royce venció a 3 oponentes en una misma noche y lo hizo en menos de 5 minutos. Tras semejante exhibición empezaron a abrirse gimnasios de jiu jitsu por todo el mundo.

Meses más tarde Royce se superó a sí mismo en UFC 2. Gracie derrotó a 4 oponentes en una misma noche para volver a llevarse el torneo. Royce ganaría sus primeras 11 peleas en UFC, marcando además el récord de victorias consecutivas durante 16 años., hasta que fue superado por Anderson Silva.

Royce protagonizó la primera “Súper Pelea” en la historia de UFC. Luego de superar a Ken Shamrock en UFC 1 y no poderlo enfrentar en otras ediciones del torneo, UFC decidió enfrentarlos en UFC 5. La pelea duró 36 minutos antes de ser declarada un empate. Pese a distar mucho de ser espectacular, la pelea estableció un récord de la época al vender 260,000 PPV.

9. Randy Couture

La historia de Randy Couture en las MMA es única y no se ve todos los días. Randy llegó a UFC con 33 años de edad y durante casi 15 años construyó un legado envidiable en dos divisiones diferentes.

Couture conquistó por primera vez el título de peso completo en 1997. Pero sería su mudanza a semi completo la que lo convertiría en leyenda. Randy enfrentaría a Chuck Liddell por el título de las 205 libras y dejaría a ‘The Iceman’ con las manos vacías. La victoria convirtió a Couture en el primer hombre en ganar cinturones en divisiones diferentes.

Couture y Liddell fueron elegidos como los entrenadores para la primera temporada de The Ultimate Fighter. Chuck ganó la pelea al final del reality show y recuperó el cinturón. 10 meses después volverían a enfrentarse y de nuevo Liddell saldría con la mano en alto.

Tras retirarse por casi un año, Randy decidió volver a peso completo. En marzo de 2007, a la edad de 43 años y 255 días, venció a Tim Sylvia y recuperó el campeonato. Hasta el día de hoy, Couture sigue siendo el campeón más veterano de la historia. Randy consiguió su última victoria en UFC 118, a la edad de 47 años, récord que sigue vigente.

8. B.J. Penn

Penn 25

El talento que B.J. Penn poseía desde su debut en UFC es algo que muchos afirman no se ha vuelto a ver. Penn legó al octágono en el 2001 sin una sola pelea profesional en su haber. B.J. era conocido como un prodigio del jiu jitsu por haber conseguido el cinturón negro en solo tres años. Por lo tanto, se esperaba que fuera un peleador que constantemente buscara ir al piso.

Penn ganó sus primeras tres peleas por KO en el primer round. Dejando de manifiesto sus poderosas manos, veloces reflejos y fantástica defensa del derribo. Penn participaría en el torneo para coronar al primer campeón de peso ligero de UFC. Tras empatar con Caol Uno, el cinturón quedó vacante, la división se pausó y B.J. se fue de UFC. Un año más tarde volvió, pero como peso welter para intentar destronar al imparable Matt Hughes.

Penn sorprendió a propios y extraños y sometió a Matt Hughes para arrebatarle el cinturón. De nueva cuenta cambió de aires y dejó el título. Un par de años después regresaba pero fallaba en sus intentos de recuperarlo. En 2007 volvía a peso ligero y en 2008 conseguía el cinturón para unirse a Randy Couture como campeón de 2 divisiones. B.J. buscó la gloria máxima y retó a St-Pierre por el título welter pero fue derrotado.

Regresó a su división y defendió el título un par de ocasiones antes de caer ante el siguiente hombre en esta lista.

7. Frankie Edgar

Uno de los mejores peso ligero/pluma de todos los tiempos. Frankie ha sido increíblemente exitoso a pesar de pelear contra tipos más grandes durante casi toda su carrera.

Conocido por su versatilidad y gran corazón, Frankie cimentó su legado en 2010 y 2011. Edgar enfrentó en par de ocasiones a B.J. Penn y Gray Maynard. Ante Penn se esperaba que fuera apabullado, pero Frankie mantuvo la calma y se impuso apretadamente por decisión para coronarse campeón. En la revancha inmediata le repitió la dosis a Penn pero con mayor claridad.

Su siguiente defensa era ante Gray Maynard, quien llegaba invicto a UFC 125. Maynard arrancó fuerte y mandó a la lona tres veces a Frankie al inicio del combate. Pero el campeón no estaba listo para sucumbir, se aferró al combate y logró arañar un empate que le permitió conservar el cinturón. La revancha inmediata comenzó igual, Maynard envió a Frankie a la lona al principio. Otra vez Edgar se mantuvo en la pelea y esta vez no dejó dudas, noqueando a Gray en el cuarto round.

Frankie lleva casi 12 años en UFC y ha conseguido 17 victorias en 24 peleas. Curiosamente nunca ha enfrentado a un rival ante quien tenga ventaja en alcance o estatura.

6. Jose Aldo

Jose Aldo llegó a UFC como campeón de peso pluma al ser promovido de la extinta WEC. Su reinado duró más de 5 años durante los que tuvo siete defensas.

Durante mucho tiempo Jose Aldo parecía invencible. Los contendientes desfilaban uno tras otro sin poner en apuros al brasileño. Basado en el poder de sus manos, engañosa lucha y devastadoras patadas, Aldo se forjó una reputación envidiable. Sin importar cuál fuera la especialidad del oponente, Aldo encontraba la forma de vencerlo.

Todo eso llegó a su fin en diciembre de 2015 cuando fue noqueado por Conor McGregor. Al no conseguir una revancha pese a sus años de dominio, Aldo tuvo que conformarse con el título interino. Tras la negativa de McGregor para defenderlo, Aldo volvió a ser campeón.

Tras un par de derrotas ante el actual campeón Max Holloway, Aldo venció a Jeremy Stephens y confirma que sigue vigente.

Síguenos en: