Esto dicen los reportes policiales de las visitas a casa de Tony Ferguson Esto dicen los reportes policiales de las visitas a casa de Tony Ferguson
TweetShare135Pin135 SharesEl pasado jueves Cristina Ferguson, esposa de Tony Ferguson, solicitó una orden de restricción en contra de su esposo. La orden de restricción... Esto dicen los reportes policiales de las visitas a casa de Tony Ferguson

El pasado jueves Cristina Ferguson, esposa de Tony Ferguson, solicitó una orden de restricción en contra de su esposo. La orden de restricción cae bajo el apartado de violencia doméstica, sin embargo no implica que Tony haya golpeado a su esposa o hijo.

La orden de restricción fue concedida con base en el historial de disturbios domésticos en la residencia Ferguson. El más reciente de ellos fue hace menos de una semana, cuando seis patrullas acudieron a un llamado.

  • Mientras su esposa estaba en casa de sus padres, Tony se llevó a su pequeño hijo de 2 años. Fueron a su casa y cambió las cerraduras de las puertas, según el reporte policial. Ella dijo que nunca temió por la seguridad de su hijo, y los oficiales se fueron al determinar que no había problemas de custodia ni se cometió ningún delito.
  • El 19 de febrero la policía hizo una visita de bienestar a Tony Ferguson luego de que hiciera amenazas desconocidas, y su esposa e hijo abandonaran su casa, según otro reporte policial. La policía habló con una mujer no identificada quien dijo que “Tony no había dormido en tres días y estaba destruyendo la casa” y “destruyó la chimenea y pensaba que alguien le había puesto un chip en la pierna.
  • Un hombre no identificado que llamó a la policía dijo que el peleador le había dicho que “había alguien dentro de sus paredes.” Casi dos horas después, la esposa de Tony le dijo a la policía que el entrenador de su esposo no lograba sacarlo de casa para ir al doctor.

  • El 16 de febrero, Cristina llamó a la policía desde un parque cercano luego de salir de su casa. Afirmó que aunque Tony no había sido violento hacia ella ni nadie más, le preocupaba la salud de su esposo. En comentarios de los policías en el reporte del incidente dice que ella mencionó que “él le echaba agua bendita a ella,” y ella dice que su condición (omitida en el reporte) había empeorado. También dicen que se rehusó a ir al hospital para una evaluación.
  • Cuando los policías llegaron a su casa, uno le sugirió a Tony ir a ver a un doctor. Él accedió a ir y se determinó que no era un peligro para sí mismo ni para otros. Pero se le sugirió a su esposa Cristina que llevara a su hijo a casa de sus padres.
  • En enero de 2018 la policía acudió en dos ocasiones diferentes por disturbios familiares. El padre de Tony reportó que su hijo “estaba fuera de control” y lo corrió de la casa. Tony reportó que su esposa Cristina había desaparecido durante la noche.

En más de un reporte los oficiales señalan que Ferguson es peleador de UFC y tiene una pistola paralizante. También recomiendan acudir a su casa con varias patrullas en caso de cualquier llamada.

El tema es muy delicado y es importante resaltar que “violencia doméstica” no implica violencia física contra otra persona. Algunos reportes de mal gusto o mal intencionados ya tachan a Tony Ferguson de golpeador de mujeres. Cuando todo apunta a que sufre de algún trastorno psicológico, pero nunca ha agredido a nadie de su familia.

Le deseamos lo mejor a esta gran figura de las MMA y esperamos que pueda resolver sus complicaciones personales.