Nate Diaz manda a la mierd4 la revancha con Masvidal y ¿se retira? Nate Diaz manda a la mierd4 la revancha con Masvidal y ¿se retira?
Nate Diaz tiene mejores cosas que hacer que suplicar por una revancha contra Jorge Masvidal. El pasado 2 de noviembre en UFC 244, el... Nate Diaz manda a la mierd4 la revancha con Masvidal y ¿se retira?

Nate Diaz tiene mejores cosas que hacer que suplicar por una revancha contra Jorge Masvidal.

El pasado 2 de noviembre en UFC 244, el doctor determinó que Diaz no podía salir al cuarto round de su pelea ante Jorge Masvidal. De esta forma, Nate vio a Masvidal coronarse como el baddest motherf***er de UFC. Si bien las cortadas en el rostro de Nate lucían peligrosas, el nativo de Stockton quería seguir en el combate.



Al final de la pelea, Masvidal le dijo a Diaz y al mundo que podían volver a pelear de inmediato. Sin embargo una hora más tarde Dana White le ponía el freno a dicha posibilidad. El presidente de UFC argumentó que la pelea había sido muy dispareja y que tenía otros planes para Masvidal.

Menos de una semana después, Diaz parece ya no tener interés en buscar la revancha. Su más reciente publicación en redes sociales parece indicar que volverá a ausentarse de la jaula.

“A la mierd4 la revancha. Esta mierd4 se había acabado antes de que empezara. Me voy a ir de gira. Nos vemos, juego de la pelea.”

Durante su entrevista posterior a UFC 244, Diaz reiteró su interés en la revancha. Sin embargo dijo que ya podía ver venir todas las tonterías de UFC para no darle la revancha. A pesar del aparente interés de ambos peleadores por volver a enfrentarse, luce poco probable que sea una revancha inmediata.

La relación entre Nate Diaz y UFC ha sido tortuosa desde su segunda pelea ante Conor McGregor en el 2016. Tras haber vencido al irlandés en el primer duelo, Diaz le dio la revancha inmediata. Sin embargo cuando fue vencido en la segunda pelea, ya no le devolvieron el favor. Por lo tanto Diaz se ausentó del octágono por espacio de tres años.

Todo indica que Nate está listo para volver a abandonar los reflectores y enfocar su energía en otra cosa.