Colby Covington se burla de Tyron Woodley por derrota ante Gilbert Burns Colby Covington se burla de Tyron Woodley por derrota ante Gilbert Burns
El pasado fin de semana el ex campeón welter Tyron Woodley fue dominado por Gilbert Burns en UFC on ESPN 9. El combate fue... Colby Covington se burla de Tyron Woodley por derrota ante Gilbert Burns

El pasado fin de semana el ex campeón welter Tyron Woodley fue dominado por Gilbert Burns en UFC on ESPN 9. El combate fue sorprendentemente disparejo para muchos, pero no para Colby Covington.

Esta fue la segunda derrota en fila para Woodley, pero lo más preocupante es que su actuación fue igual de floja que la anterior. Durante una aparición en Submission Radio, Colby Covington se divirtió hablando del mal momento que atraviesa Tyron.



“Empecemos con un minuto de silencio por la carrera de Woodley. Esperen un segundo. Momento de silencio (Colby derrama un poco de su café en el suelo). Esa es la carrera de Woodley yéndose por el desagüe. Tal como se los dije, él está acabado. Ya no quiere pelear, ahora es el Woodley de TMZ. Anda por ahí rapeando, haciendo canciones sobre mí, lastimando los tímpanos de la gente.”

Colby se regodeó en el hecho de haber predicho la derrota de Woodley

“¿Quién lo predijo? Les dije que estaba acabado. Les dije que tiene 40 años y es un virgen de 40 años. Él ya no quiere pelear. Lo único que hizo fue ir a cobrar el cheque. Así que pensé que debíamos tener un momento de silencio y yo derramaría una cerveza por su carrera. Y tal como su carrera, se fue por el desagüe.”

Luego de varios años en una guerra de declaraciones con Woodley, Colby da por cerrada la página y se olvida de una posible pelea.

“El mundo sigue. Es una pena porque construí esa pelea por tres o cuatro años. Rogaba por enfrentarlo hasta con cinco días de anticipación porque sé lo acabado que está. Simple y sencillamente él nunca quiso pelear conmigo. Me esquivó toda su carrera y ahora puede irse sabiendo que fue un cobarde. Se quitó del camino dos derrotas y cobró sus cheques. Ahora se puede ir a una casa de retiro, feliz de no haber tenido que lidiar con el tratamiento psiquiátrico que hubiese necesitado después de pelear conmigo.”