Gilbert Burns ya tiene su favorito para el duelo entre Woodley y Covington Gilbert Burns ya tiene su favorito para el duelo entre Woodley y Covington
El contendiente número uno en la división welter de UFC, Gilbert Burns, apoya a Tyron Woodley de cara al enfrentamiento que sostendrá en contra... Gilbert Burns ya tiene su favorito para el duelo entre Woodley y Covington

El contendiente número uno en la división welter de UFC, Gilbert Burns, apoya a Tyron Woodley de cara al enfrentamiento que sostendrá en contra de Colby Covington. Sin embargo, el brasileño dice que Tyron Woodley necesita estar mentalmente preparado antes de la pelea.

En reciente entrevista, Burns, quien derrotó a Woodley por la vía de la decisión unánime en UFC on ESPN 9 en mayo, dijo que Tyron tendrá la ventaja dentro del octágono. Pero, aconsejó al ex campeón de a estar completamente preparado para la guerra mental fuera del octágono.



“No lo sé. Es una pelea intrigante, porque Colby no será tan peligroso con las manos. Por lo tanto, dicho esto, Woodley no necesita pelear con sus manos levantadas, esperando los golpes. Sus manos pueden estar un poco abajo y él podrá fácilmente defender los intentos de derribo. Él es muy fuerte. Espero que Tyron Woodley tenga su cardio bien. Él necesita estar fuerte mentalmente para esta pelea. Voy a ver esa pelea. Espero que Tyron Woodley gane esta pelea.”

Se espera que Burns desafíe a Kamaru Usman por el título de peso welter a finales de este año. Gilbert ha dicho que idealmente le gustaría enfrentar a Covington en su primera defensa del título.

“Siempre estaré en contra de Colby Covington. Es personal. Tengo una lista de muchos tipos con los que quiero pelear y él es el número uno. Es el chico número uno al que quiero golpear. Eso está en mi plan. Me convertiré en campeón. No estoy siendo arrogante, solo confío en que me convertiré en un campeón. Sí, Colby está justo ahí para que le patee el trasero.”

Se esperaba que Burns enfrentara a Usman por el cinturón de peso welter en UFC 251, pero el brasileño se vio obligado a retirarse de la pelea en el último minuto después de ser diagnosticado con COVID-19.