Alexa Grasso brilla en Chicago y derrota a Karolina Kowalkiewicz Alexa Grasso brilla en Chicago y derrota a Karolina Kowalkiewicz
La mexicana Alexa Grasso entraba al octágono en Chicago luego de una larga inactividad buscando enmendar el camino. Frente a ella se encontraba la... Alexa Grasso brilla en Chicago y derrota a Karolina Kowalkiewicz

La mexicana Alexa Grasso entraba al octágono en Chicago luego de una larga inactividad buscando enmendar el camino. Frente a ella se encontraba la ex contendiente al título Karolina Kowalkiewicz también buscando volver a ganar.

Desde el inicio del combate la mexicana sacaba provecho de su ventaja en el alcance. El jab de Alexa Grasso entraba constantemente en el rostro de Karolina. Intentaba responder con patadas a las piernas pero Grasso respondía con un certero 1-2. Un cruzado de derecha de Alexa sacudía a Kowalkiewicz y se fajaban en el centro del octágono. La mexicana ganaba en confianza y conectaba un par de patadas al cuerpo de la polaca. Después otra combinación de puños hacía recular a Karolina. Alexa llevaba a Karolina contra la malla y conectaba un par de rodillazos. Intercambiaban codazos y algunos golpes, pero Grasso sacaba la mejor parte.

En el segundo episodio iniciaban con un buen intercambio y de nuevo Alexa aprovechaba el alcance. Karolina respondía con un buen contragolpe y un par de rodillazos. Alexa volvía a confiar en su jab para controlar el combate y le sumaba un par de cruzados de derecha. La polaca intentaba un golpe de giro pero la mexicana alcanzaba a esquivarlo.  De nuevo se encontraban contra la malla e intercambiaban rodillazos y codazos. Se abría la distancia y el boxeo de Grasso volvía a darle la ventaja.

Para el tercer asalto Grasso seguía conectando jabs y combinaciones con patadas. Karolina intentaba responder con una combinación y buscando el clinch para atacar con rodillas. Alexa lograba mejorar su posición y era ella quien asestaba contundentes rodillazos a la polaca. Sin importar el castigo recibido, Karolina seguía intentando ir al frente. Los últimos 30 segundos de la contienda transcurrían en el centro del octágono con un brutal intercambio.

Gran exhibición de la mexicana para llevarse la victoria por la vía de la decisión unánime.