Luego de tres golpes ilegales, Roman Bogatov es despedido de UFC Luego de tres golpes ilegales, Roman Bogatov es despedido de UFC
El peso ligero Roman Bogatov ha sido liberado por UFC tras la primera pelea de su contrato. El ruso perdió por decisión en contra... Luego de tres golpes ilegales, Roman Bogatov es despedido de UFC

El peso ligero Roman Bogatov ha sido liberado por UFC tras la primera pelea de su contrato. El ruso perdió por decisión en contra del brasileño Leonardo Santos en UFC 251 el mes pasado. Pero el problema no fue la derrota, sino el hecho de que conectó tres golpes ilegales a su oponente.

Bogatov fue contratado por UFC hace apenas unos meses y llegaba a UFC como una promesa seria, pues venía de ser campeón en M-1 Global.



Sin embargo todo le salió mal a Bogatov y no pudo salirse con la suya en la pelea contra Santos. Aterrizó un par de golpes a las zonas blandas, además de una rodilla ilegal durante la pelea a tres rounds. Estos golpes ilegales se ganaron una penalización de dos puntos cortesía del referee Marc Goddard. Con dicha desventaja en las tarjetas la derrota era inminente. Y para acabar con la historia, UFC decidió liberarlo.

El peleador ruso confirmó que se ha separado de UFC a través de los medios de comunicación de su país. Roman evitó comentar la razón por la inesperada terminación de su contrato que incluía múltiples peleas.

“Sí, ellos me dijeron hoy, que habían terminado el contrato.”

Su representante Sayat Abdrakmanov luego admitió que los fouls conectados por Roman jugaron un papel importante en el despido. Después de su victoria sobre Bogatov, Santos comentó sobre la contienda llena de faltas.

“Esperaba una gran pelea. Es un guerrero y sabía que sería una pelea difícil. Las faltas fueron raras porque las cometió tres veces. El último, lo vi ponerse de pie y me bloqueé las costillas. Doy gracias a Dios por darme la fuerza para llegar al final de la pelea.”

Antes de su derrota ante Leonardo Santos, Roman Bogatov nunca había sido derrotado como artista marcial profesional. Con 10-1, el tiempo dirá dónde se desarrolla la siguiente fase de su carrera.