El desaire de una estrella de la NBA hizo a Daniel Cormier un tipo humilde El desaire de una estrella de la NBA hizo a Daniel Cormier un tipo humilde
Sin lugar a dudas el ex campeón de peso completo y semi completo Daniel Cormier pasará a la historia como uno de los mejores... El desaire de una estrella de la NBA hizo a Daniel Cormier un tipo humilde

Sin lugar a dudas el ex campeón de peso completo y semi completo Daniel Cormier pasará a la historia como uno de los mejores peleadores de todos los tiempos.

Sin embargo hay algo que destaca igual o más que sus habilidades dentro de la jaula, la clase de persona que ha demostrado ser. Es difícil pensar en alguien a quien le desagrade Cormier. Incluso Jon Jones ha reconocido que es un ejemplo a seguir.



Esta semana, de cara a la última pelea de su carrera, ha surgido una historia que ha causado sensación. Cael Sanderson, medallista de oro olímpico en lucha, compartió una historia que Cormier vivió previo a los Juegos Olímpicos del 2004.

“Recuerdo que antes de los juegos del 2004 estábamos directamente atrás del equipo de básquetbol. Debido a la seguridad que había, nos tomó varias horas pasar. Estábamos esperando y estábamos justo detrás de ellos. Recuerdo que Cormier se acercó y le pidió a un ultra famoso jugador de la NBA su autógrafo. Y este ultra famoso jugador de la NBA a ni siquiera lo volteó a ver. Recuerdo esa imagen de Cormier pidiéndole al tipo que le firmara algo, y él ni siquiera se dignó a voltearlo a ver. Me pareció muy irrespetuoso.”

Cormier admite nunca haber olvidado ese momento. Quizás haya tenido que ver en la forma en la que él maneja su fama. Pese a lo desagradable de la situación y a los años que han pasado, Daniel se rehúsa a revelar el nombre de la estrella.

“Fue malo, realmente fue una decepción. Por eso yo trato de asegurarme que sin importar cómo me sienta, intento darle a la gente una pequeña parte de mí, para hacer que su experiencia al conocerme sea agradable. Porque uno nunca sabe el efecto que eso tiene en una persona.”

Ese tipo de empatía es algo muy fácil de perder. Más en una persona famosa que conoce miles de personas al año. Sin embargo Cormier es conocido por siempre poner una buena cara.

“Uno nunca sabe quién va a llegar a ser esa persona. ¿Qué tal que conoces al chico que va a llegar a ser el presidente algún día? Tú no lo sabes. O qué tal si conoces a un chico que simplemente está teniendo un mal día. O a un adulto que está teniendo un día realmente malo y tu interacción con ellos les puede levantar el ánimo. Una nunca sabe lo que la gente está pasando. Así que yo simplemente trato de asegurarme de que cuando la gente entra en contacto conmigo su experiencia sea agradable.”

¿Será que aquella estrella del equipo olímpico del 2004 recuerde haber ignorado a Daniel Cormier?