Tras 25 años, ¿quién es el mejor peleador de la historia de UFC? Tras 25 años, ¿quién es el mejor peleador de la historia de UFC?
TweetShare40Pin40 Shares Síguenos en: TweetShare40Pin40 Shares Tras 25 años, ¿quién es el mejor peleador de la historia de UFC?

Han pasado 25 años del primer experimento que prometía determinar cuál era el arte marcial más efectiva. La pregunta se ha vuelto obsoleta tras quedar claro que una mezcla de disciplinas y la capacidad de adaptarse son la clave.

En 25 años la pregunta ha evolucionado y ahora cuestionamos, ¿quién es el mejor peleador en la historia de UFC? Durante este primer cuarto de siglo han pasado miles de peleadores por el octágono. Solo unos cuantos han alcanzado la gloria de proclamarse campeones de UFC. Y solo un grupo selecto prevalece como lo mejor de lo mejor.

Más que responder quién es el mejor en la historia, esta vez repasaremos a 25 de los más importantes peleadores en pisar el octágono. Los criterios principales son la trascendencia de sus logros, la calidad de sus rivales, su contribución al deporte y su importancia histórica.

25. Robbie Lawler

Robbie Lawler 25 años

La primera etapa de Robbie en UFC fue de 2002 a 2004 con un modesto récord de 4-3.  Durante los siguientes años Lawler ganó títulos en promotoras menores. Pero volvía a UFC en 2013 con un nada halagador récord de 3-5 en sus últimas 8 peleas en Strikeforce.

Sin embargo su regreso fue espectacular. Robbie regresó a peso welter y se veía como el mismo asesino de siempre, pero con más técnica y madurez. Consiguió victorias memorables sobre Josh Koscheck y Rory MacDonald. Una derrota controversial ante Johny Hendricks por el título vacante parecía apagarlo. Sin embargo regresó mejor que nunca. Sumó un par de victorias para merecer la revancha ante Hendricks y le arrebató el título en Diciembre de 2014.

Ya como campeón protagonizó dos batallas épicas que se encuentran entre las mejores de la historia. Robbie defendió el título ante Rory MacDonald en lo que fue la Pelea del Año 2015. Medio año más tarde nos regaló otra feroz defensa, ahora ante Carlos Condit.

Esas viscerales muestras de intensa violencia son lo que hace diferente a Robbie Lawler. Además, el mantenerse en la élite después de tantos años no es un logro fácil.

24. Dominick Cruz

Dominick es el mejor peso gallo en la historia de las MMA. Aunque las lesiones quizás le robaron sus mejores años, Cruz marcó época. Con tan solo seis peleas dentro de UFC como tal, Dominick es el estándar que todos aspiran a alcanzar.

De hecho, T.J. Dillashaw está muy cerca de llegar ese nivel. Pero es innegable la influencia de Cruz en el propio Dillashaw. Su estilo heterodoxo basado en un irregular y constante juego de pies lo hacen un blanco difícil de conectar. Quizás por ello ha sido adoptado por varios peleadores, siendo Dillashaw el más destacado.

Además de su victoria sobre Dillashaw para recuperar el título, Cruz fue el primero en vencer a Demetrious Johnson en UFC. También debemos destacar su colorida rivalidad con Urijah Faber. Y no podemos olvidar su impresionante triunfo sobre Takeya Mizugaki luego de tres años de ausencia.

Cruz regresó luego de sufrir dos lesiones de ligamento cruzado y una en la ingle. Vapuleó al durable  Mizugaki en solo 61 segundos, ganado así el derecho de enfrentar a Dillashaw. Con la victoria ante T.J., Cruz se convirtió en el primer peleador en conquistar el título gallo dos veces.

23. Tyron Woodley

Históricamente el título welter de UFC ha sido de los más estables. Matt Hughes lo defendió 7 veces, Georges St-Pierre lo hizo en nueve ocasiones. Tyron Woodley lleva 4 y parece perfilado a defenderlo algunas veces más.

Su estilo combina la lucha con un poder avasallador. Sin embargo desde que conquistó el título, ha sido criticado por ser conservador. Sin embargo en el camino ha dejado a hombres como Robbie Lawler, Kelvin Gastelum, Carlos Condit y Stephen Thompson.

El punto más alto de su carrera quizás haya sido el impresionante KO sobre Robbie Lawler. Woodley llegaba a la pelea con el papel de la siguiente víctima del campeón. Sin embargo un poderoso bombazo de derecha lo envío a la lona y ahí lo acabó en menos de tres minutos.

Tras vapulear a Darren Till en su última defensa, el futuro de Woodley luce muy prometedor.

22. Khabib Nurmagomedov

Khabib 25

Los números de Khabib no mienten. Invicto en 27 combates, su arranque de 11-0 en UFC iguala lo alcanzado por el histórico Royce Gracie. Por si fuera poco, la dominante victoria sobre Conor McGregor lo ha vuelto popular a nivel mundial.

La fortaleza del ruso es el juego de piso, todos sus rivales lo saben. Sin embargo hasta ahora nadie ha encontrado la fórmula para vencerlo. Nurmagomedov posee el récord de más derribos en un solo combate, con la impresionante cifra de 21.

El futuro de Khabib luce incierto debido a la suspensión que enfrenta tras el incidente al final de UFC 229. Además, ha especulado con una pelea ante Floyd Mayweather, y su representante pide exorbitantes sumas de dinero. En teoría, el siguiente rival del campeón debería ser Tony Ferguson, quien muchos creen podría ser quien acabe con su invicto.

21. Cris Cyborg

Con casi diez años en la cima del deporte y con títulos en UFC, Strikeforce e Invicta, el currículum de Cyborg habla por sí solo. Sin embargo, pese a su temible récord, durante un tiempo fue la villana de la historia, viviendo a la sombra de Ronda Rousey.

Ronda vivió su momento en la cima y nunca accedió a enfrentar a la brasileña. Cyborg seguía sumando defensas de campeonato mientras el fulgor de Rousey se apagaba. La carrera de Ronda en MMA llegó a su fin y Cyborg continúa dominando.

Cyborg tiene apenas 6 peleas en UFC, todas victorias, y cinco de ellas por finalización. Cris tendrá frente  sí la oportunidad de subir algunos peldaños en esta clasificación antes de que termine 2018. Cyborg enfrentará a Amana Nunes, campeona de peso gallo de UFc y con un poder equiparable al de Cris.

20. Vitor Belfort

Ningún peleador en la historia de UFC ha dejado un legado tan largo y turbulento como Vitor Belfort. La carrera del brasileño en UFC abarcó tres décadas. Durante ellas tuvo tres etapas, trató con tres dueños diferentes, logró un título y tuvo muchos problemas con sustancias prohibidas.

Aunque su récord de 15-11 no suene impresionante, su impacto en Brasil es innegable. Durante un tiempo Belfort fue el peleador más popular de su país, por encima de Anderson Silva. Cuando se enfrentaron en UFC 126 en febrero de 2011, le llamaron la “Pelea del Siglo.” Vitor perdió de manera contundente y la imagen le dio la vuelta al mundo. Sin embargo su contribución al crecimiento del deporte en Brasil fue inmensa.

La mancha en su récord son los tratamientos de testosterona que indudablemente mejoraron su físico y desempeño. Belfort se valió de algunos resquicios en las reglas para salirse con la suya y siempre será recordado por eso, tal como por sus logros dentro de la jaula.

19. Michael Bisping

Amado por unos odiado por otros, Michael Bisping representaba la historia del atleta que siempre se quedaba a un paso de la gloria. Conocido por hablador y controversial ‘El Conde’ siempre naufragaba justo antes de llegar a la orilla.

Eso cambió en el momento más inesperado cuando en 2016 Luke Rockhold lo eligió como rival. Con el cinturón a cuestas, un arrogante Rockhold -con una victoria previa sobre Bisping- necesitaba un retador tras una lesión de Chris Weidman. Bisping aceptó la oportunidad y por fin logró el anhelado sueño de portar el cinturón de peso medio.

El británico se retiró con 20 victorias en UFC, empatado en el primer lugar con Georges St-Pierre.

18. Ronda Rousey

Ronda Rousey siempre será recordada como la primera campeona de UFC. Al final su carrera fue como una supernova. Apareció ya prácticamente formada, explotó en popularidad mundial y luego desapareció dejando un rastro a su paso.

Su legado dentro de la jaula de UFC puede ser debatible solo por la brevedad de su carrera. Rousey compitió ocho veces en casi cuatro años y dejó un récord de 6-2. Vivió su punto más alto entre 2014 y 2015 cuando finalizó a Sara McMann, Alexis Davis, Cat Zingano y Bethe Correia promediando 35 segundos por pelea.

Las subsecuentes derrotas ante Holly Holm y Amanda Nunes la llevaron al retiro con apenas 29 años. Pero su impacto en el deporte la llevó a tener una exitosa carrera en otros ámbitos. Ronda ha aparecido en cinco películas y un par de programas de televisión. Su popularidad se reflejaba en ventas de PPV y dos eventos estelarizados por ella rebasaron el millón de ventas.

17. Cain Velasquez

Cain 25

Hace apenas unos años Cain Velasquez lucía como el peso completo que dominaría la división por años. Sin embargo una serie de lesiones comenzaron a hacer sus apariciones en el octágono cada vez más escasas.

Cuando estaba sano, lucía como una fuerza dominante. Un cardio impresionante solía avasallar a tipos más grandes. Su estilo de presión contra la malla y boxeo sucio desde el clinch parecían indefendibles. Cuando acabó con Brock Lesnar en UFC 121 su popularidad alcanzó niveles impensables.

Sus raíces mexicanas le permitieron a UFC entrar en un nuevo mercado y lo convirtieron en ídolo. Su trilogía con Junior dos Santos pasó a la historia como la más férrea rivalidad de peso completo. Velasquez vengó con creces la derrota ante el brasileño, pero solo ha podido pelear dos veces en los últimos cuatro años.

Se espera que 2019 sea el año en que Cain vuelva por sus fueros e intente recuperar el título que dejará su amigo Daniel Cormier.

16. Tito Ortiz

Tito Ortiz quizás sea uno de los mayores responsables de mantener a flote a UFC en los 90s. Ortiz fue uno de los primeros en darse cuenta de la importancia de tener personalidad además de talento para pelear. Su palabrería fuera de la jaula y su estilo frontal y agresivo dentro de ella lo volvieron estrella.

Tito fue uno de los primeros campeones dominantes de UFC. Consiguió el título semi completo en el año 2000 ante Wanderlei Silva. Después lo defendió en cuatro ocasiones antes de enfrentar a Ken Shamrock en noviembre de 2002. La promoción para esa pelea fue intensa, Ortiz y Shamrock pasaron semanas insultándose en los medios. La pelea casi llenó la Grand Garden Arena del MGM y alcanzó 100,000 ventas de PPV, algo anormal para esa época. La victoria consolidó a Tito como una súper estrella y lo hizo la carta fuerte de UFC por algunos años.

Tito tiene varias victorias destacables, pero sin duda su rivalidad más famosa fue con Chuck Liddell. Ambos guerreros estelarizaron UFC 66 en el 2006 y el evento fue el primero en alcanzar 1 millón de PPV vendidos.

Síguenos en: